{Loadgallery_wd gallery_type=image_browser theme_id=1 gallery_id=1 sort_by=order order_by=asc show_search_box=0 search_box_width=180 image_browser_width=800 image_browser_title_enable=1 image_browser_description_enable=1 thumb_click_action=undefined thumb_link_target=undefined popup_fullscreen=0 popup_autoplay=0 popup_width=800 popup_height=500 popup_type=fade popup_interval=5 popup_enable_filmstrip=1 popup_filmstrip_height=70 popup_enable_ctrl_btn=1 popup_enable_fullscreen=1 popup_enable_info=1 popup_info_always_show=0 popup_enable_rate=0 popup_enable_comment=1 popup_hit_counter=0 popup_enable_facebook=1 popup_enable_twitter=1 popup_enable_google=1 popup_enable_pinterest=0 popup_enable_tumblr=0 watermark_type=none watermark_link=http://web-dorado.com}

TROVADORES Y JUGLARES es un espectáculo cantado y contado basado en la tradición oral. Una mirada escénica y particular de la tradición juglaresca en la voz de uno de los grandes revitalizadores del género en nuestro país. La exégesis de la vida cotidiana y artística de un juglar que va mostrando en el escenario momentos esenciales por los cuales le ha tocado transitar.

Una existencia dedicada a crear historias para hacer feliz a un público, al que cantaba, relataba y vendía sus palabras melódicas y ante el cual ahora se confiesa sin tapujos, evocando sus creaciones a través de las pasiones, felicidades, tristezas y emociones sentidas en el camino de su vida artística.

Un viaje oral y sonoro donde el personajes desnuda la tradición  de un género que sigue firmemente plantado entre nosotros  y de cuyas raices nacieron las más bellas y singulares historias.

 

     

GABRIEL CALVO. DESCRITO CARIÑOSAMENTE POR EL PERIODISTA FOLK JULIO BENAYAS, "EL VIEJO GAÑÁN"
Gabriel Calvo está en su punto de sazón. Nacido en Monforte de la Sierra, Salamanca, es hombre de altura media y buena planta, como habría dicho mi abuela, bien armonizado de extremidades, cabeza erguida soportada por un cuello de los que han caminado mucho por los montes, aspecto robusto y color de piel con impronta de salud. Hace años que ejerce de artista dentro de la música Folk y ha seguido creciendo en ella, buscando y rebuscando, investigando y de tanto en tanto nos hace saber de obras propias. A veces habla con voz timbrada, sugerente, segunda, otras, la voz se convierte en inquisitiva ¿será por la gaita y el tamboril?, instrumentos que, tañidos por el tamborilero, buscan el ritmo interior de los salmantinos.

Camina con paso de danzante aventajado y nunca sabes cuándo va iniciar un picao, tieso como un torero viejo, observador de cuanto ocurre a su alrededor con sexto sentido para el escenario. Gasta perilla, barba, incluso mosca de poeta, casi siempre corta. Inteligente y sabio como un trovador, siempre pícaro y listo como un juglar, libre como un montaraz entregado a la labor, en muchas ocasiones afanado en varios tajos a la vez. Entendido en maderas por tradición familiar, aquí hay madera de artista, tienes ante ti un hombre salmantino, un serrano que canta.

 
GABRIEL CALVO EN PALABRAS DE MATILDE OLARTE, PROFESORA DE ETNOMUSICOLOGÍA DE LA UNIVERSIDAD DE SALAMANCA
Las canciones que nos presenta Gabriel Calvo son tratadas con un estilo fusión muy personal, tanto en la instrumentación como en su versificación, aportan un sello original que le sitúa como referente a destacar, entre los intérpretes consagrados de la música de tradición oral en nuestro país. Me atrevo a señalar, como eje vertebral de sus interpretaciones, su trabajo rítmico, fruto de la interdisciplinaridad de sus extensa labor de recopilador, investigador y divulgador de música popular, lo cual imprime un estilo propio a los géneros musicales que ofrece. Romances, Jotas, pasodobles, piezas instrumentales, tonadas o canciones transmitidas por el repertorio infantil.

La calidad de Gabriel Calvo, viene avalada por los años de intensa dedicación y su experiencia con la tradición. Su voz y la sonaridad de los instrumentos utilizados, harían las delicias de los investigadores-compositores pioneros de nuestro repertorio folklórico como Kurt Schindler o Eduardo Martínez Toner, quienes buscaban la esencia de la música popular como fruto de la inspiración artística musical de su tiempo.